Del latido al relatido

Ya sabemos que sobre gustos hay un barco lleno de colores, pero pienso que como siempre en el término medio está la virtud. No me refiero a perros de que dan sus eficaces golpes en los rastros muy calientes de piezas levantadas porque lleva a la pieza delante aunque no la vea.

Digo esto por la nueva moda que se ha impuesto entre algunos aficionados al podenco andaluz puro, en ir seleccionando el defecto de relatir, en los cruces de ejemplares que antes nuestros abuelos desechaban llamando al pan pan y al vino vino.

Yo los llamo perros “ambulancia”.

Nunca podemos confundirlos con aquellos ejemplares que laten a caliente, ya sea a parado o rastro reciente que una pieza de pelo (“ojo digo pelo”) deja pista en el suelo conforme estamos cazandola y se ha levantado y la vemos o esta a punto de salir y la veremos.

A ejemplares que relaten rastro ya sea de dos horas antes, de la madrugada, de alegria, porque no puede atravesar algún obstaculo de matorral, a las carreras de sus propios compañeros de recova, los pasos del dueño, a las perdices, y a todo lo que el crea que se mueva lo levante el o algún otro perro de la recova “algunos hasta a los tiros relaten”.

Queremos todos que nuestros perros latan y sigan a la pieza, por supuesto que si.

Pero lo que no debemos es seleccionar a una gran raza con unos origenes muy bien definidos entre lo que es un perro polivalente con el que se caza todo tipo de piezas y a diente a la vez. Con perros relatidores que nunca nos dejaran cazar todo con ellos ni seran podenco andaluz puro.

Si acentuamos en la cria el defecto de relatir lo unico que conseguiremos son perros que rompen el esquema de lo que es una recova, y sobre todo si no alternan el rastro con el venteo nunca seràn ni buenos podencos ni tampoco se equipararan a los perros de rastro. Que para eso ya hay muchas razas especializadas inventadas.

Todos hemos visto como tras esos artificios selectivos nos encontramos perros locos, con poca nariz, que cazan para ellos, que no cobran la caza muerta, y chillando todo el dia por cualquier antojo.

Como bien me decia un viejo amigo ya fallecido………
“Mucho latir Jaiii Jaiii y pocos tiros”.